La compresión de archivos o datos consiste en la reducción del volumen de información a procesar, enviar o grabar. En principio, con la compresión se pretende transportar la misma información, pero empleando la menor cantidad de espacio.

La compresión de datos se basa fundamentalmente en buscar repeticiones en series de datos para después almacenar solo el dato junto al número de veces que se repite. Así, por ejemplo, si en un fichero aparece una secuencia como "AAAAAA", ocupando 6 bytes se podría almacenar simplemente "6A" que ocupa solo 2 bytes. En realidad el proceso es más complejo, pero esta es su esencia.

Las aplicaciones más conocidas para comprimir archivos son winrar y winzip, la primera genera archivos comprimidos con la extensión .rar, la segunda con extensión .zip. Además de la compresión, estas aplicaciones disponen de otras muchas funciones, como proteger mediante contraseña, encriptar, dividir en trozos, ... Posiblemente winrar sea la más completa de las dos.

Windows XP dispone de un compresor con soporte para la compreseión y descompresión de ficheros zip; por ejemplo, seleccionando un archivo y pulsando el botón derecho del ratón sobre él disponemos de la opción "Enviar a..." y dentro de esta seleccionamos "Carpeta comprimida", así nos generará un fichero zip comprimido.

La compresión con el programa winrar es muy sencilla y se puede utilizar para todo tipo de ficheros y directorios. Lo primero que tenemos que hacer es abrir el programa winrar:
captura.JPG

Luego selecciona la/s carpeta/s o fichero/s que quieras comprimir y le das a añadir:
captura_2.JPG

Una vez hecho eso tenemos que seleccionar en que formato queremos que se haga la compresion si en .rar o .zip y ponemos el nombre que queramos a ese archivo:
captura_3.JPG

Cuando ya lo tengamos todo seleccionado como queremos le damos a aceptar y vemos como automáticamente se ha creado el archivo comprimido
captura_4.JPG

Si quieres descargar winrar pincha en el enlace