Abandonware es un término compuesto que procede de los términos ingleses "abandoned" y "software".
Son aquellos programas y en especial los videojuegos descatalogados o difíciles de encontrar en venta, debido a su antigüedad, a que la empresa desarrolladora cambio de nombre, desapareció, se declaro en quiebra o tienen un estado legal incierto por diversos motivos. Se entiende que ese software ya no va a volver a ser comercializado y por tanto su descarga sin ánimo de lucro, que no es lo mismo que distribuirlo gratuitamente, no provocará ningún perjuicio económico.

Uno de los factores que se utilizan para considerar un programa o videojuego como abandonware es su antigüedad, que suele estar entorno a los 5 ó 10 años, pero se trata de un tiempo aproximado ya que este puede variar según el tiempo de comercialización del producto o de soporte. En muchos casos la empresa creadora desapareció, haciendo imposible la adquisición de nuevas licencias o el simple uso de las mismas.

La gente ha distribuido software antiguo desde los albores de la computación personal, pero con la popularización de Internet, el fenómeno cobró especial importancia ya que ésta facilitó el acceso a software antiguo de manera rápida y global. Aunque el intercambio de videojuegos antiguos ha recibido numerosos nombres, el término actual de "abandonware" fue acuñado por Peter Ringering a finales de 1996.

Sin embargo, el concepto de "abandonware" no está contemplado de forma especifica por las leyes de copyright, las cuales siguen protegiendo la propiedad intelectual independientemente de la continuidad de su comercialización, y en todo caso sigue perteneciendo a sus propietarios como cualquier otro derecho.